Lo más importante y revelador para comprender cómo puedes dejar de procrastinar y ser holgazán tiene que ver con cómo funciona el cerebro.

Por ejemplo: Cuando comes un alimento delicioso, tu cerebro se empieza a activar.

Envía una señal positiva a tu cerebro.

En la forma neuroquímica, a esto se le conoce como dopamina.

La dopamina es el neurotransmisor responsable de la motivación.

La dopamina le envía una señal a tu cerebro diciendo "esta actividad es buena, haz más de esto" ya que ha resaltado esta actividad como benéfica para tu supervivencia.

La dopamina te ayuda a continuar motivado en estos días y noches largos trabajando en algo que no te ofrece una recompensa a corto plazo.

Sin la dopamina, nunca haríamos nada.

Del mismo modo, sin dopamina nunca existiría la adicción.

Piensa por un momento: Todos los adultos saben que fumar es malo, y a pesar de ello, hay millones de adultos a través del mundo que fuman sin importar sus consecuencias.

Esto es porque tienen un problema de dopamina. Literalmente no pueden parar porque han entrenado su cerebro para buscar la "recompensa", que en este caso es fumar.

Han retenido parte de su motivación para comprar y fumar cigarrillos.

Muchos fumadores, cuando ven una cajetilla de cigarrillos, huelen tabaco o incluso piensan en fumar, reciben una oleada.

Una oleada de dopamina, de motivación.

"Tengo que fumar. Tengo que fumar. Tengo que fumar. Necesito esto."

Como es de esperar, la dopamina es químicamente similar a la adrenalina. Si le agregas un grupo de etilo, obtienes adrenalina. Si lo quitas, obtienes dopamina.

Toda la industria del tabaco se basa en este sistema de recompensas en el cerebro humano.

Medita sobre eso un poco antes de continuar.


Una razón principal por la que muchas personas tienen un problema con la procrastinación, es por la prevalencia de la persecución de la gratificación instantánea en nuestra sociedad.

La gratificación instantánea son actividades que producen buenos sentimientos sin ofrecer ninguna recompensa real y tangible.

Nuestro mundo está tan lleno de estimulación que alguien podría pasar toda su vida excitado pero no lograr nada de valor real con su vida.

¿Cuáles son algunos ejemplos de estimulación instantánea?

  • Redes sociales
  • Televisión a demanda
  • Alimentos altos en azúcar, sal y grasa
  • Pornografía
  • Drogas de todos los tipos
  • Chismes
  • Videojuegos

Todas estas cosas trabajan en el circuito de recompensas del cerebro para emitir buenos sentimientos.

Cuando te alimentas de comida chatarra, te sientes satisfecho, y no te queda espacio para comida con nutrientes reales.

Cuando entras a una red social, te sientes bien por cada "me gusta" o comentarios.

Cuando juegas videojuegos, puedes pasar horas y horas a la búsqueda de recompensas imaginarias.

Sí, hacer todo esto está bien, es normal.

Pero la mayoría de las personas las usan como un medio de escape.

Piensa de tu motivación como el dinero. Tienes cierta cantidad de motivación para gastar en un día.

Si quieres completar un proyecto grande que requiera de grandes cantidades de acción, necesitas más motivación.

Si gastas toda tu motivación en cosas que no te ayudarán a mejorar tu vida, habrás gastado la motivación de ese día.

Llega mañana, y haces lo mismo.

Como resultado, habrás desarrollado en tu cerebro una señal de que tu "motivación" debe ser usada para placeres transitorios.

Esto no es bueno.

Esto significa que cuando llegue el momento de levantar los pesos pesados, las cosas que realmente producen resultados, no podrás hacerlo.

Has asociado el disfrute y la diversión con pequeños golpes de estimulación.

Tu cerebro te dicta que ya te sientes bien, así que ¿Por qué molestarte en hacer estas cosas productivas solo para obtener una recompensa de "trabajo bien hecho"?

Es muy fácil crear una vida en la que no hayas hecho nada más que perder el tiempo.


¿Que tenemos que hacer?

Tenemos que crear límites.

Tenemos que limitar todas estas cosas, y ponerlas en una caja fuerte de la que no salgan.

O de lo contrario van a hacerse cargo de tu vida, serán como las malas hierbas en el jardín.

Ponte un límite en cuanto tiempo pasas en Internet, jugando videojuegos o detrás de recompensas imaginarias.

Invierte tiempo en cosas reales que te ayuden a ti y a los tuyos a largo plazo.

No, no obtendrás este rápido golpe de dopamina, pero debes pensar de esto como una inversión.


Habrán días en los que te sentirás hundido.

Esto toma autodisciplina. Y es difícil practicar autodisciplina, pero una vez que la tienes, una vez que tienes esta base de autocontrol, comenzarás a ser el maestro en lugar del sirviente.

En este punto, no vas a "necesitar" motivación externa. Ya estarás motivado internamente ya que tienes una base construida con trabajo duro y buenos hábitos en tu arsenal.

Que te den antojos de comida chatarra no te hará nada malo.

Estar cansado luego de trabajar para ir al gimnasio no te matará.

No obtener la aprobación de los demás no te afectará.

Esta es una forma que he encontrado para superar la pereza / procrastinación / holgazanería.

Estoy seguro de que hay otras, pero tenemos que estar atentos a estas fuentes de gratificación instantánea y preguntarnos constantemente:

¿Lo que estoy haciendo ahora mismo me hará pensar al final del día "esto fue una pérdida de tiempo y energía"?

Si lo hace, limita tu tiempo en ello o remuevelo de tu vida.

Solo tienes una oportunidad de vivir.

No te la pases en un sobreestimulando tu vida con basura inútil.